¿Anticoncepción masculina? : Vasectomía

Uno de los métodos anticonceptivos masculino más fiables actualmente es la conocida vasectomía. La vasectomía consiste en la ligadura de conductos deferentes para evitar que el semen contenga espermatozoides.

Tras dicha intervención todavía aparecerán espermatozoides en el líquido seminal por lo que es aconsejable seguir utilizando otros métodos anticonceptivos pues aún existe riesgo de embarazo.

La vasectomía no supone un riesgo para la sexualidad del hombre, simplemente podrá disfrutar de su sexualidad sin tener que pensar en riesgo de embarazo no deseado.

Esta técnica quirúrgica no implica riesgos pues se trata de una operación segura en la que el varón puede experimentar un dolor testicular, sangrado, inflamación o infecciones débiles.

¿Y si queremos recuperar la fertilidad?


En la actualidad es posible revertir el proceso de la vasectomía mediante una intervención quirúrgica durante la cual se vuelven a unir los conductos separados en la vasectomía. Este proceso se llama vasovasostomía.

Aproximadamente tras el mes de la vasovasostomía el semen ya empieza a presentar espermatozoides y se irá mejorando la cantidad y calidad a medida que pase el tiempo.

La vasovasostomía no presenta complicaciones tan solo la aparición de hematomas que desaparecerán a los pocos días.

Si quieres realizarte la vasectomía o revertirla (vasovasostomía) debes consultar previamente a tu urólogo de confianza.

¿Necesitas más información? Ponte en contacto con nosotros:  611 633 281

Comparte: