AUTOEXPLORACIÓN TESTICULAR

Los autoexámenes testiculares ayudan a conocer el aspecto normal de los testículos en el varón. Consiste en la palpación de los testículos para poder detectar enfermedades testiculares y cáncer de testículo de forma precoz.

La autoexploración testicular es bastante sencilla, no necesita ninguna preparación especial, y es recomendable que los hombres con edades comprendidas entre los 20-40 años se realicen la exploración cada dos meses. La revisión testicular es más importante aún si tenemos antecedentes de familiares con cáncer de testículo.

Antes de realizar la autoexploración es importante que sepas que es normal que uno de los testículos sea ligeramente más grande y se encuentre más bajo que otro. Una vez tengas esta premisa en cuenta, podría resultarte más sencillo realizar el autoexamen durante o después de una ducha o baño caliente ya que el calor relaja el escroto y será más fácil comprobar si hay algo raro.

Los pasos para realizar la autoexploración testicular son los siguientes:

1. Ubica con una mano el testículo. Sostenlo y con el pulgar y el dedo índice de la otra mano palpa suavemente todo el testículo intentando detectar alguna anomalía. Debes explorar todo el testículo.

2. Realiza la exploración en el otro testículo.

Consulta con tu urólogo de confianza si:

  • Notas dureza en los testículos
  • Notas una acumulación de venas en alguna zona del testículo
  • Sientes dolor al palpar los testículos
  • Notas algún bulto o anomalía

No debes asustarte si encuentras cualquier cambio en tus testículos porque la mayoría de estos cambios no se tienen por qué deber a un cáncer testicular. Existen multitud de trastornos no cancerosos que pueden provocar cambios en los testículos como una infección, hernia, quistes…

Recuerda que prevenir es curar.

Pide tu cita con los Dres. Rivera y Leal aquí: https://www.topdoctors.es/cent...

Comparte: