Cuida tu próstata en 4 sencillos pasos

El cáncer sigue siendo una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo y, por supuesto, en España. En particular, el tumor de próstata es el más común entre los varones en nuestro país, con más de 35.000 casos nuevos al año.

El cáncer de próstata es el que, como hemos explicado en otras ocasiones, se desarrolla en el tejido que forma la próstata, una glándula masculina que normalmente presenta el tamaño de una nuez y que se encuentra en la región pélvica, próxima a la vejiga y el recto.

Aunque es un tipo de tumor que tiene una incidencia mayor con la edad, sobre todo a partir de los 50 años, es fundamental realizar revisiones periódicas -al menos una vez al año-, para poder detectar cualquier problema de manera precoz, pues en sus inicios los tumores prostáticos no suelen presentar síntomas. Así mismo, debemos tener en cuenta que, si ya hemos tenido algún caso en la familia, es conveniente poner especial interés en revisar y cuidar la próstata a partir de los 40 años.

Como hemos visto, debemos cuidar la próstata para poder prevenir y evitar problemas como el cáncer de próstata.

Antes de nada, es fundamental que tengamos en cuenta que existen determinados factores de riesgo, adicionales a los relativos a la edad, los antecedentes familiares o la genética, que podrían aumentar las posibilidades de desarrollar un cáncer de próstata. Muchos de ellos siguen investigando, pero algunos estudios ya han demostrado que, por ejemplo, pueden influir la alimentación y la obesidad, así como el consumo de tabaco (aunque en menor medida que en otros tipos de tumores), el hecho de haber padecido alguna inflamación de la próstata o la exposición a ciertas sustancias químicas.

Teniendo esto en cuenta, para cuidar la próstata podemos seguir los siguientes consejos:

  1. Aliméntate de forma saludable. Una dieta sana no solo consiste en comer bien, sino en nutrirse. Lo ideal es aumentar la ingesta de alimentos naturales como frutas, hortalizas y verduras, legumbres, cereales integrales y proteínas de calidad, y reducir el consumo de lácteos (leche, yogur, queso), azúcares, carnes rojas y grasas, en general.
  2. Evita el exceso de peso. Mantener un peso saludable ayuda a mejorar la salud en general y a prevenir, entre otros, los problemas en la próstata.
  3. Practica ejercicio. Haz deporte, en función de tu capacidad, durante al menos 30 minutos al día varios días por semana y trata de adoptar hábitos sencillos como ir caminando a los sitios o subir siempre por las escaleras.
  4. Acude al urólogo. Las revisiones anuales son fundamentales para poder prevenir, detectar y tratar cualquier problema a tiempo.

Esperamos que nuestros consejos te sean de ayuda para cuidar la próstata y, además, para mejorar tu estilo de vida. Si quieres puedes hacernos cualquier consulta al respecto o solicitar una cita con nosotros.

Pide tu cita con los Dres. Rivera y Leal en el siguiente enlace: https://www.topdoctors.es/centro/unidad-dr-rivera-dr-leal-urologia-integral-sevilla

Comparte: